Cuatro consejos para vivir una vida más sostenible en la cocina

Lo que de verdad cuenta son los pequeños gestos de cada día. Hemos hablado con expertos y elaborado una lista con las mejores cosas que puedes hacer para vivir una vida más ecológica en tu cocina.

Cada pequeña decisión que tomamos a diario cuenta. Solo tenemos que ser conscientes de ellas y convertirlas en una práctica diaria. Algunas son fáciles y otras un poco más difíciles. Y otras incluso te van a sorprender. Sigue leyendo para saber más.

1. Usa energías renovables

Uno de los pasos más importantes que puedes dar para que tu vida en la cocina sea más sostenible es asegurarte de que tu suministro eléctrico solo procede de energías renovables. Ponte en contacto con tu compañía eléctrica y solicita hoy mismo energía verde, ¡con ello podrás reducir tu huella de CO2 hasta el 60 %!

CONSEJO DE KVIK

Empezamos a utilizar únicamente energías renovables en la fábrica y la oficina central en 2018, y esto contribuyó enormemente a nuestro objetivo de ser neutros en CO2.

Lee sobre cómo convertimos nuestra producción en CO2 positivo

2. Clasifica los residuos

La mayoría de los lugares cuentan con sistemas de clasificación de residuos para separar la basura orgánica y no orgánica, el metal, el vidrio, el plástico y el papel. Asegúrate de seguir las normas de clasificación de residuos de tu zona y haz lo posible por separar siempre toda la basura. Cada pequeño gesto cuenta.

CONSEJO DE KVIK

Te lo hemos puesto muy fácil con nuestros increíbles sistemas de clasificación de residuos.

Echa un vistazo a nuestros prácticos sistemas de clasificación de residuos

3. Minimiza el desperdicio de alimentos

Compra solo lo que necesites y come todo lo que compres. Es así de simple. Desperdiciamos una media de 173 kg de comida por persona al año. Planifica las comidas para comprar solo lo que vas a usar. Dale uso al congelador y sé creativo con la comida que te sobre. Cada pequeño gesto cuenta.

CONSEJO DE KVIK

Echa un vistazo a nuestros electrodomésticos, que te ayudarán a conservar los alimentos durante más tiempo y a recalentar las sobras de manera eficiente.

Elige electrodomésticos con bajo consumo energético

4. Utiliza el lavavajillas

Aunque no te lo creas, con el lavavajillas se usa menos agua que lavando los platos a mano. Simplemente asegúrate de que esté lleno cuando lo pongas en marcha y utiliza el programa Eco para obtener la máxima eficiencia energética.

CONSEJO DE KVIK

Ofrecemos una amplia gama de lavavajillas eficientes y de bajo consumo energético fabricados por marcas reconocidas y a precios sorprendentemente bajos. Y con paneles a juego con nuestros modelos, se integrarán a la perfección en tu cocina.

Lavavajillas y más

¿Quieres saber más?

— Habla con nuestros expertos

-- y encuentra la solución más sostenible para tu proyecto.

— Sigue leyendo sobre nuestra misión de sostenibilidad

-- lee sobre todo lo que hemos hecho y lo que viene ahora.